condiciones-principales-del-exito

  • Demostrar nuestra determinación
  • Definir de manera precisa las necesidades y la propuesta de servicios a nuestro cliente
  • Establecer un contrato claro y específico para proteger los respectivos intereses
  • Repartir los riesgos y las ventajas entre las dos empresas
  • Participación y comunicación frecuente con la dirección de la empresa